28 feb. 2009



Aquí había un manglar.
Aquí no habrá más un manglar.
Aquí no hubo nunca un manglar...
Aquí no es Aquí.
(Fotos de Elsa González Cárdenas)

25 feb. 2009

Con lo que eso duele

Un buen amigo lo dijo: Ya ni parece nuestra ciudad. Refiriendo, desde luego, las reiteradas malas noticias sobre asesinatos, extorsiones y robos que pesan sobre el ánimo de la gente de Manzanillo. En las pláticas de café se escucha a los porteños decir frases como “todos nos conocíamos “… “nunca pasaba nada malo”… “hasta dormíamos con la puerta abierta”… En materia de seguridad pública, y luego de lo acontecido en el último mes, sí cabe la expresión de que todo tiempo pasado fue mejor.

Una ciudad pequeña tiene problemas pequeños, una ciudad grande tiene problemas grandes, pero una ciudad en crecimiento tiene todos los problemas habidos y por haber. No terminan de resolverse. Si antes nuestras quejas eran el cruce del tren, la devastación del manglar ante la voracidad del puerto, los accidentes viales o la contaminación, ahora hay que sumarle las ejecuciones sangrientas, la barbarie, el temor generalizado.

¿Qué pasó? ¿En qué momento este Manzanillo generoso dejó de ser nuestro y pasó a manos de un ente impreciso al que llaman “crimen organizado”? ¿Sirven o no nuestros gobernantes y políticos? ¿A quién pedir una explicación razonada? Y, sobre todo ¿qué se puede hacer? Mientras estas interrogantes precisas rondan en nuestras cabezas, tememos que Manzanillo deje de ser tan nuestro. Pero, eso sí, la gente no puede olvidar que antes, efectivamente, dormíamos con la puerta abierta. Y eso duele.


23 feb. 2009

El increíble Elincrédulo

Oiga, acérquese: venga a verlo. Hemos recorrido los confines del mundo hasta encontrarlo para traerlo frente a usted, para que lo conozca y sepa de su existencia. Se dijo que ya no había ninguno, que estaban extintos, pero aquí está, mire, contemple ese rostro tan inexpresivo, escúchelo rugir y vociferar y maldecir. Aquí está, por única vez en la ciudad, no pierda la oportunidad de conocerlo, vega, asista, acompáñenos a ver a este ser único y extravagante, bautizado por la ciencia política como ¡El Elincrédulo!

El Elincrédulo señoras y señores, es el Elincrédulo, capturado en una remota región del sur de Colima. Hoy está aquí, lo hemos traído para que todos lo puedan ver y se convenzan de que el mundo aún guarda horrorosas sorpresas. Ande, venga, láncele promesas, jure por su madrecita santa delante de él, ofrézcale empleos, asegúrele un milagro, júrele honestidad, tírele piedras, firme compromisos en su nariz, ponga la mano en el pecho y diga cualquier cosa, asústelo con quitarle la beca, apantállelo con un billete de quinientos, prométale una elección limpia, muéstrele una encuesta, pregúntele si quiere redondear sus centavos…Y verá, ajá, claro verá lo que el Elincrédulo hace al escuchar todo eso. Pero eso sí señoras y señores, todo lo que le diga y jure y prometa al Elincrédulo, absolutamente todo, es bajo su propia cuenta y riesgo. Depende de usted cuánto se emociona frente a él.

Verá, ya verá, que este ser no creerá en usted ni en mí, ni en los notarios, ni en los abogados. Mucho menos en los abogados…Ay, los abogados tan limpios y serenos, que se enfrentarán a la maldad del Elincrédulo. Así es, como usted lo está escuchando: Dos limpios y decentes abogados contra el Elincrédulo; a mano limpia, sin notificaciones ni amparos ni interpretaciones legales. Venga, venga a verlo: sólo por diez pesos podrá contemplar la inimaginable y cruenta batalla entre el sí y el no, entre los civilizados juristas y el pedestre y ruin Elincrédulo. Por una moneda, por sólo una vil moneda, contemplará el encontronazo de estos dulces abogados de pelo rizado con el repugnante Elincrédulo. Presencie cómo dos profesionistas respetables tratan de vencer a este terrible ejemplar de la misantropía; maravíllese con este espectáculo digno del Discovery Channel.

Sólo hoy, podrá ver todo esto, sólo hoy. Mañana partiremos a una extensa gira por Estados Unidos y tal vez no vuelva a mirar al Elincrédulo. Sea hoy parte de la historia por tan sólo diez pesos. Pero si aún quiere más, si busca el horror total frente al Elincrédulo, venga usted a la función de media noche, porque le tendremos preparado un espectáculo aún mucho mejor. Si paga cien pesos, sólo cien pesos, tendrá derecho a una butaca para mirar la lucha del Elincrédulo contra tres candidatos.
Sí, sí, sí. Como lo oye: tres candidatos frente al Elincrédulo, por cien pesos, cien pesitos. Engorde su sana morbosidad mirando sudar la lengua de los candidatos para convencer al Elincrédulo de ir a la casilla de voto. Venga, conozca, maravíllese con las campañas publicitarias que los candidatos desplegarán frente al Elincrédulo, asómbrese de las fabulosas promesas electoreras y espántese a más no poder por la inmutable duda, la asquerosa desconfianza, la ordinaria suspicacia, la enfermiza sospecha y el cruel recelo del E-lin-cré-du-lo…

Única foto que existe de un Elincrédulo en cautiverio.
El ejemplar capturado hace poco tiene más o menos
el mismo aspecto, pero no es igual; más bien
es completamente diferente.


Publicado en Milenio-Colima. 22 de Feberero 2009

20 feb. 2009

El telefonema chipi

En la edición de hoy (20 de Feb) del Diario de Colima, en la sección Glorieta, los lectores podemos leer un ilustrativo y penoso comentario que escribe nuestro magnate-periodiquero local, don Héctor Sánchez de la Madrid, dirigido al gobernado de Colima ( y desde hoy, gobernador solamente de Héctor Sánchez), don Silverio Cavazos Ceballos. El "mensajito" dice:
SILVERIO: Mentir es inherente a tu naturaleza. Es falso que te haya pedido algún día que me hablaras todas las mañanas por teléfono, aunque, de haberlo acordado y llevado a cabo, te habrían servido mucho mis recomendaciones para que aprendieras a gobernar. Por otra parte, me levanto tarde, así que me habría sido bastante molesto tu telefonema matutino. (H. Sánchez de la Madrid)
Con este breve, pero revelador párrafo, los lectores podemos subrayar:
a). Que Héctor Sánchez y Silverio Cavazos son de la misma naturaleza (pobre naturaleza).
b). Que Héctor Sánchez conoce el significado de la palabra "inherente".
c). Que los reproche del director del Diario de Colima al gobernador son muy chipis. De hecho, ambos son chipis.
d). Que Héctor Sánchez bien pudiera ser (o fue) un asesor telefónico para los gobernadores, pero se levanta tarde. Posiblemente porque se desvela chateando.
e). Que a Héctor Sánchez le molesta que le llamen temprano y más si la llamada proviene del gobernador Silverio Cavazos. Lo que nos lleva a insistir que esos reproches son muy chipis.
f). Que el "mensajito" es muy sospechoso y que, para los lectores, es muy desagradable enterarse de cosas tan personales entre el dueño de un periódico y el gobernador en turno.
g). Que de hoy en adelante no podremos mirar una foto de Héctor Sánchez o de Silverio Cavazos sin aguantarnos la risa.



17 feb. 2009

Procurador bien seguro

Según nuestro prudente gobernador, la reciente amenaza al procurador Arturo Díaz Rivera es una amenaza "a todo el pueblo de Colima", motivo por lo cual instruyó al procurador Díaza Rivera para que redoblara la seguridad personal del mismísimo procurador Díaz Rivera, instrucción que el funcionario obedeció sin chistar. Ambos son pura ternura.
En tanto, tal parece que los recientes asesinatos no son una afrenta ni una amenaza ni una preucupación para el pueblo de Colima, por lo que el gobernador no le giró ninguna instrucción al procurador en ese respecto, tampoco le pidió celeridad en las investigaciones para dar con los culpables.... por lo menos los colimenses podemos confiar en que, gracias a la oportuna intervención de Silverio Cavazos, nuestro procurador estará bien seguro, resguardándose a él mismo.
Y eso es un alivio, como tomar agua a la mitad del desierto.

El gobernador confirmó que el procurador de Justicia, Arturo Díaz Rivera, ha recibido amenazas de manera directa, lo cual, dijo, es una muestra de que en Colima el procurador está limpio y tal y como lo reconoció recientemente el gobierno federal, es el mejor procurador de México en cuanto a los estados se refiere. Como se recordará, durante el fin de semana fue encontrado el cuerpo de una persona decapitada con una cartulina que decía: “no hay poder que dure 100 años, ni plazo que no se cumpla, donde hay hombres no hay fantasmas, para ti, Arturo DR.” “El hecho de que hoy se le amenace, quiere decir que efectivamente no tiene ningún vínculo, como yo siempre lo he sabido, como la gran familia colimense lo sabe, y al final del camino no es una amenaza para el procurador, es una amenaza para todo el pueblo de Colima porque el procurador se ha dedicado a aplicar la ley y a generar las acciones de persecución correspondiente para quienes delinquen”, dijo el gobernador. (...) Descartó que a raíz de estos acontecimientos vaya a reforzar su equipo de seguridad, sin embargo, confirmó que ya le pidió al procurador Díaz Rivera que él incremente su seguridad personal y también la de sus familiares; “yo al procurador le he pedido que refuerce su seguridad personal y la de su apreciable familia, por la propia dinámica de que si ya lo están amenazando de manera directa y pudiera haber algún atentado”.

(Tomado de Ecos de la Costa, hoy)

14 feb. 2009

El paradigma universitario

Estimado Maestro en Ciencias Miguel Ángel Aguayo López, ex rector, y otra vez rector, de la excelentísima y bien grandota Universidad de Colima, presente.
Ira Mike: una vez informado, por diversos medios, de tu “plan de trabajo con visión al 2020”, no me queda más que felicitarte por las atinadas propuestas que presentas para hacer de nuestra ultramáxima mansión de estudios, una institución de altos vuelos. Creo, firmemente, que tu iniciativa para dar “autonomía de aprendizaje” a nuestros estudiantes universitarios, es de sumo valor e interés. Ya era hora de ponerle nombre a esa nueva forma que tienen los muchachos para aprender sin necesitar a los maestros, y que se ha puesto de moda con eso de las nuevas tecnologías de información y la red de internet y no sé qué más. Tienes razón, hay que dar libertad a los alumnos para que hagan lo que se les pegue en gana, siempre y cuando se presenten a hacer exámenes. Me agrada, porque una vez oficializado ese “nuevo modelo educativo”, los maestros podremos, ora sí, ocupar el tiempo laboral en atender otras cosas que no sean los latosos e impertinentes alumnos.
Ora, eso de fortalecer la investigación científica también me parece acertado. La universidad de Colima debe ser atrevida y aventada para ampliar y alentar el rubro de la investigación científica en un país carente de ciencia. Esto es necesario; no imagino cómo sería el mundo, por ejemplo, sin que nadie dedique tiempo y recursos en investigaciones tan profundas como el impacto social de las telenovelas o las peregrinaciones al Rancho de Villa(Cuis), las políticas laborales y el empleo en Tailandia durante los años noventa (Cueicp); la excelente investigación jurídica sobre la nada (CUIJ); o las alentadoras investigaciones sobre la necesidad de plantar árboles en un lado, mientras nos sentamos a mirar cómo se destruyen manglares en otro (CUGA). Además, creo que los fondos federales e internacionales de investigación deben ser aprovechados para algo. Y qué mejor que sean aprovechados por los aprovechados de nuestra universidad. Propongo entonces, si me lo permites, crear el Centro Universitario de Investigaciones en Ciencias Aeronáuticas, cuyas posibles líneas de investigación serían: a) Las aviadurías en Colima 1970-2008; y b) Aviadores Universitarios-Gubernamentales ¿mito o realidad? Sospecho que habría(mos) muchos investigadores queriendo integrar la plantilla del centro.
Pero, con lo que sí no estoy muy convencido es con eso del fortalecimiento a la gestión institucional. A ver: para qué quieres “cambiar el paradigma de la gestión universitaria”, si como está ahora nos ha funcionado de maravilla. ¿Qué quieres? ¿Transparencia institucional? ¿Elaboración de manuales de procedimientos administrativos? ¿Funcionalidad de los órganos colegiados? ¿Definir estructura organizacional y jerárquica? ¡Qué es eso! Hasta pareces otro, como si no te hubieras educado moralmente y formado políticamente en este “paradigma” al que ahora dices querer cambiar. Aunque supongo que esto sólo lo anunciaste para taparle el ojo al macho. Eso también me agrada: sabes jugar el dedo en la boca de otros. Ah, viejo lobo de mar, por eso estás donde estás.
Bueno, de mi parte es todo, pero G***** me pide preguntar si ya puede pasar a recoger el apoyo de ya sabes cuánto, para ya sabes quién, y que te pidió a cambio de ya sabes qué; que te acordaras porque ya dio muchas vueltas. Abusando, quiero preguntarte si de verdad hay posibilidad de crear el Centro de Investigaciones Aeronáuticas, porque me interesa presentar una propuesta para dirigirlo.
Entonces mi Mike, sin más qué decir, me despido con una porra para manifestarte mi apoyo por tu nuevo periodo de gestión universitaria: ¡Los paradigmas, los paradigmas, ra, ra, ra!
Milenio Colima 15 de Febrero 2009

8 feb. 2009

El Diario de la Costa

¿Por qué razón los dueños, directivos, columnistas y reporteros de un periódico se arriesgan empeñosamente en alentar, ya se descaradamente o de manera discreta, las aspiraciones de un político? ¿Qué motivos tienen, por ejemplo, los dueños y directivos de Ecos de la Costa, para que una buena parte de sus titulares, comentarios editoriales y colaboraciones de articulistas sirvan para “respaldar”, “apoyar” y “defender” a Mario Anguiano Moreno? ¿Y qué interés pueden tener los dueños y directivos de Diario de Colima para “respaldar”, “apoyar” y “defender” a Arnoldo Ochoa? Muchos, desde luego.
Ambos periódicos tendrán razones e interés (desde los económicos hasta los afectivos) para competir en el plano de la política, gastando tinta y papel a lo bruto, en nombre de “su candidato”.
Estas dos empresas periodísticas están enfrascados en una absurda e insistente pugna que pone en evidencia el bajo nivel del debate y de ideas (unos llaman a los otros “la jaula de las locas”, y hasta celebran su gracejada cada que la escriben y publican; los otros hacen lo mismo, llamando a aquellos “serviles”, narcoperiodistas” y “pendejos”). Calificativos, desde luego, que salen a relucir cuando unos u otros “atacan” y hacen señalamientos en contra de sus políticos “protegidos”.
Es claro que los dos medios periodísticos más extravagantemente jactanciosos de Colima, son también los que ejercer un criterio periodístico muy pobre, carente además de la mínima ética profesional o el respeto a sus lectores. Por lo demás, basta con ver las fotografías de primera plana que acompañan una entrevista, para percatarse del comportamiento malsano de los directivos, al aparecer como avales del discurso que emite el entrevistado. Por supuesto, en esas imágenes también está implícita la búsqueda de cierta notoriedad. Al no estar completamente seguros de qué “poder” tienen o representan, o quién o qué debería considerarlos como verdaderos periodistas, optan por hacerse parte de los acontecimientos políticos y de gobierno y de las declaraciones que un tercero pronuncia.
En el colmo de la puerilidad periodísticas que cultivan, podemos incluso ver a Héctor Sánchez o a René González, directivos del Diario y el Ecos, respectivamente, posando con las candidatas a reina de belleza de los ejidos. Hasta en ese tipo de elecciones piensan que pueden influir, con tan sólo publicar su propia imagen y acompañados de las participantes. Aunque no se debe pasar de largo que, con estas acciones, despiertan una ternura elemental. La misma que despierta, supongo, los changuitos cuando aprenden una nueva gracia. Pero, finalmente, el asunto de las fotos no motiva una gran reflexión. En lenguaje doméstico, podría resumirse esta conducta, con una frase que dicen los abuelos: “hay visitas y luego luego quieren lucirse”.
Lo que realmente importa es el lugar en el que quedan los lectores al acceder de manera cotidiana a este tipo de periodismo impreso. Basta dar una ojeada a las notas de primera plana y a dos o tres columnistas en la sección editorial de ambos diarios, para darse cuenta que practican un ejercicio informático convenenciero y chantajista. Salvo notables excepciones, buena parte de los columnistas y articulistas, tanto de uno como del otro periódico, asumen ser parte de un ridículo equipo político-periodístico que defiende su propia verdad, o lo que creen que es su verdad. Escriben para repetir una misma frase que favorezca al político al que apostaron, o para denostar al que los otros le apuestan.
Así, los lectores vemos que nuestros derechos como consumidores de periódicos, al igual que nuestra oportunidad para acceder a información periodística de calidad, se resumen al ofrecimiento de chismes, ofensas, necedades y notas direccionadas o con tendencia. Y aún así, quienes publican en el Diario de las Costa, tienen el descaro de llamarnos “estimados lectores”. Y tratar de congraciarse con los lectores con esta frase, a sabiendas que están escribiendo chismes y ofensas, es una completa y rotunda nanguera. Los muy nangos.
Milenio-Colima 8 de Febrero 2009

1 feb. 2009

Bien pinche azotado

Ciudadana presidenta del CDE del pri, Itzel Ríos de la M.; diputados y diputadas locales de nuestro partido que me honran con su presencia; estimados compañeros y estimadas compañeras militantes que hoy nos acompañan.
Amigos todos:
Inmerso en la orgía de declaraciones, aspiraciones e intenciones electorales que hemos visto en las últimas semanas, y aprovechando este pequeño convivio que algunos amigos organizaron en mi honor, quiero decirles que yo, como todo buen priista, también aspiro a ser candidato a gobernador.
Y quiero ser gobernador porque no conozco a nadie mejor que pueda desempeñar tan alto cargo en beneficio de mi estado y de mi gente.
Yo, al igual que ustedes, he servido a mi partido con voluntad y pasión entregada. He desempeñado dignamente cada encargo público o secreto que se me ha conferido. Con renovado ahínco ordeñé tarjetas de nómina; repartí despensas y volantes; colgué pendones; fui y llevé gente a cuanto mitin se convocaba; grité consignas, dependiendo el caso y según se me indicara, a favor o en contra de Fernando Moreno; aplaudí siempre los discursos de nuestros líderes de partido; me vestí de rojo; reí y lloré en los informes del dif y en los de gobierno. Soy, en suma, un priistas ejemplar y merezco la candidatura.
Por eso hoy, y sin ningún empacho, les digo que competiré en total fraternidad con Mario, con Arnoldo, con Luis, con Carlos. Porque sé que ellos y yo tenemos posibilidades; pero además, porque sé que al verme favorecido con la designación y el apoyo de todos los sectores, los demás habrán de sumarse conmigo. Si la elección del candidato se da limpiamente, no tengo duda que seré yo el candidato de la unidad.
Pido entonces aquí, frente a ustedes, que el señor gobernador no meta la mano en el proceso interno, que se abstenga de cargar los dados a favor de uno o de otros. Que deje en libertad a las bases y a la militancia de a pie, para que puedan elegirme con total confianza y sin miedos de represalias. Porque desde aquí anticipo que, de no ser yo el candidato a la gubernatura, seguramente nuestro partido perderá la elección. Y ustedes, compañeros priistas, es indudable que no quieren eso; yo no quiero eso; Itzel no quiere eso; nadie que viva y mantenga a su familia gracias a los beneficios que nos ha dado el partido quiere eso.
Priistas: uníos todos en nombre y a favor de nuestro partido. Respaldemos mi candidatura con irrestricta confianza. Garantizo el triunfo, la continuidad, el fortalecimiento, el bienestar de todos ustedes como si se tratara del mío propio.
Sólo les quiero anticipar que, como cualquiera que aspira a un cargo de tan grande responsabilidad, yo también tendré muchos detractores que tratarán de impedir el triunfo y habrán de calumniarme. Y hasta parece que ya oigo ladrar a esos perros. Por eso, de una vez les digo compañeros priistas, de frente y con honestidad se los digo:
Yo no robé, me robaron. Yo no engañé, me engañaron. Yo no choqué, me chocaron. Yo no drogué, me drogaron.
Gracias hermanos priistas… Estas lágrimas que ahora derramo no son mías, son de ustedes ¡Y vamos conmigo por la gubernatura! ¡Vivacolima! ¡Vivalpri! ¡Vivayo!